679 374 211 info@floresdebach.eu

 

Tímidos Anónimos

Amable y divertida, esta película se ha convertido en la comedia francesa del año tras haber sido vista por más de un millón de espectadores. Este cuento o fábula trata sobre la búsqueda de la felicidad por parte de dos personas de gran corazón que se sienten hipervulnerables e inseguros de mostrarse al mundo tal como son. El aire de la comedia es ingenuo y tierno, plagado a su vez de momentos cómicos.

 

 

Sinopsis

Angélique es una mujer joven y tímida que acude regularmente a una terapia de grupo de Tímidos Anónimos y que es contratada para trabajar en una fábrica de chocolate. Allí encontrará a Jean-René, el empresario que regenta la fábrica y que presenta el mismo problema de timidez que ella. Al poco de conocerse, se sentirán atraídos el uno por el otro y pronto se sentirán unidos por su enorme pasión, el chocolate, pero su extrema timidez los mantendrá alejados. Pero al final, obligados por las circunstancias, deberán superar juntos su falta de confianza y, entre dulces recetas, revelar sus sentimientos.

La astucia del Terapeuta

Ambos personajes acuden a terapia. Jean-René a nivel particular y Angélique, participando en una terapia de grupo. El terapeuta de Jean-René utiliza estrategias de gran validez terapéutica para ayudar a su paciente a gestionar su timidez, proponiéndole, al final de cada sesión, pequeños deberes como:

  • invitar a cenar a alguien, tocar a alguien, ofrecer algo a alguien…
  • Paralelamente, a un compañero de terapia de Angélique se le ocurre una idea inmejorable para que ella protagonice un plan que salve la empresa de Jean-René.
  • La escena del restaurante
  • Ver la primera escena del restaurante es suficiente para empatizar enseguida con los personajes y comprobar que la tensión + la aceleración + la paralización + el miedo a perder el control = malas pasadas.

Un poco de Mímulus junto a unas gotas de White Chestnut, asegurará que la batalla frente a los elevados niveles de ansiedad, inherentes en los dos, ya esté casi ganada.

“Lo que me asusta es la intimidad”

Esta frase formulada por Jean-René a su terapeuta, podría llevarnos a deducir de forma errónea la necesidad de prescribirle Water Violet.

Pero si prestamos atención a la totalidad de la escena, nos daremos cuenta de que su afirmación es fruto de la obsesividad inherente en todo Mimulus que se extiende a su necesidad de controlarlo todo.

Al menos todo lo que hace referencia a aquello que amenaza su integridad. De ahí la conveniencia de contemplar Rock Rose para disminuir sus niveles de ansiedad.

Desde fuera se los ve…

“Todo le da miedo, ¿ verdad? (“esa parte de que todo le de miedo); hablar con la gente, entrar en una tienda, vivir… Usted tiene un don, sólo necesita cultivarlo. Si le dieran alas, emprendería el vuelo. Yo disimulo mi miedo, se puede conseguir !!!”
Estas son las palabras de aliento que otro tímido dirige a Angélique para animarla a emprender acciones que mejoren su autoestima.
En otra escena, Maxime, compañero de terapia de Angélique verbaliza cómo lo ven a él los demás :

“La gente de mi alrededor no sabe que soy tímido. No digo nada y lo escondo. La gente tiene la impressión contraria, creen que estoy seguro de mí mismo y hasta me encuentran estúpido y severo”…
También es interesante notar la forma como Jean-René, durante su terapia individual, verbaliza al terapeuta su incapacidad de realización:
“La angustia me puede, sobre todo el no hacer nada. El no asumir riesgos”.

Enric Homedes
Sígueme

Enric Homedes

Soy formador y divulgador de la Terapia floral del Dr. Bach aplicada a personas y animales. Creé y dirijo Aula Formación Bach desde donde divulgo la visión holística de cómo abordar la enfermedad, una visión que contempla la sinergia entre la medicina tradicional y las terapias naturales.
Enric Homedes
Sígueme